Aceites faciales en tu rutina de belleza

Aceites faciales en tu rutina de belleza

Desde la antigüedad el aceite ha sido utilizado por la gastronomía pero también fue un cosmético natural para aplicar en el cabello y en el cuerpo. Hoy existe en el mundo de la cosmética una nueva visión sobre los productos naturales para la belleza incluyendo los aceites esenciales.

Y es que incorporar los aceites a la rutina de belleza ya no se limita a productos para el pelo o el cuerpo sino también para el tratamiento de la piel del rostro y cuello, zonas sumamente sensibles y que delatan el paso del tiempo.

¿Qué son los aceites faciales?

Los aceites faciales no solo brindan una nutrición extra a la delicada piel de rostro y cuello sino que aumentan su luminosidad y ayudan a suavizar las primeras arrugas y líneas de expresión.

Cada vez más utilizados los aceites faciales tienen la ventaja de que pueden utilizarse en todo tipo de piel incluyendo la grasa o sensible, pero cabe aclarar que se trata de aceites esenciales y no del tipo vegetal, ya que los primeros aportan a la piel sustancias no grasas que logran penetrar los niveles más profundos y la piel grasa los absorbe rápidamente.

La mayoría de los aceites esenciales faciales tienen un proceso de fabricación artesanal de ahí que su precio suele ser alto, pero hoy existen distintas marcas de este tipo de productos naturales que se adaptan a todos los bolsillos y con un valor agregado importante que es su rendimiento.

Beneficios de los aceites faciales

Los aceites faciales aportan muchos beneficios en la rutina de belleza diaria:

  • Penetran fácilmente las capas más profundas de la piel
  • Regeneran y brindan equilibrio a la epidermis
  • Ayudan a suavizar las arrugas finas y lineas de expresión
  • Tienen efecto antioxidante y por ello retrasan el envejecimiento de la piel
  • Brindan mayor luminosidad a la piel
  • Aportan nutrición extra a la piel del rostro

La aplicación de los aceites faciales es sencilla y solo es necesario aplicar una pequeña cantidad (4 o 5 gotas) sobre el rostro limpio realizando suaves masajes en círculos y de forma ascendente. Para pieles secas pueden también utilizarse unas gotas antes de aplicar la base de maquillaje.

La rutina de belleza con aceites faciales debe incluir siempre una aplicación por la noche y después de la limpieza de la piel y haber aplicado la loción tonificante o agua micelar y siempre antes de la crema nutritiva.

Los nuevos aceites faciales

Una estrella de la cosmética actual los aceites faciales se presentan hoy en fórmulas sumamente ligeras que la piel absorbe instantáneamente dejando la piel muy suave y luminosa.

Los aceites esenciales han evolucionado y no solo pueden utilizarse para un masaje corporal sino también para la delicada zona del rostro y cuello aportando a esa zona ácidos grasos, emolientes, vitaminas y carotenos que evitan la pérdida de agua y son un vehículo para la fabricación de colágeno y elastina.

La tecnología ha tenido un papel importante en la fabricación de este tipo de aceite esencial especialmente diseñado para la piel del rostro incorporando ingredientes como siliconas y aceite de parafina que ayudan a una evaporación rápida evitando la desagradable sensación pegajosa.

Entre las marcas más reconocidas en cosmética Lancôme propone su aceite facial Absolue Sublime Oleo-Serum de Suero a base de aceite de camelia y cítrico en tanto que Biotherm tiene en su línea de cuidados de la piel el Blue Therapy Serum-in- Oil, un excelente aceite de origen marino con propiedades antienvejecimiento y Clarins tiene su aceite esencial Huile Lotus a base de extractos puros de plantas especialmente recomendado para pieles grasas o mixtas.

Compártelo en redes sociales...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.