¿Cómo actuar durante una entrevista de trabajo?

Un correcto profesional debe saber desenvolverse en prácticamente cualquier ocasión, y es que precisamente nuestra actitud tiene mucho que decir a nuestro favor durante las primeras impresiones que causemos durante una entrevista de trabajo.

A continuación os queremos dar algunos útiles consejos que podremos poner en práctica durante una entrevista de trabajo, mejorando así nuestra actitud y la primera impresión que los entrevistadores tendrán de nosotros.

Antes de la entrevista resulta imprescindible cuidar varios aspectos, dentro de los cuales destaca la elaboración de un buen currículum vitae, en el que debemos exponer de manera clara, directa y concisa nuestros estudios y nuestra experiencia previa. Cuidar el diseño y la presentación es algo que también se convierte en primordial, de manera que cuanto mejor sea el diseño o el formato de nuestro CV, hablará mucho mejor de nosotros.

En segundo lugar, antes de acudir a la entrevista debemos informarnos de la empresa para la que vamos a ser entrevistados, así como para el puesto que vamos a postular. La información denotará interés en el puesto, algo que resultará muy positivo de cara a la entrevista.

El último consejo a tener en cuenta antes de la entrevista, es la manera en la que nos vestiremos, optando siempre por un atuendo clásico y formal, con ropa limpia, bien planchada y a ser posible de colores neutros.

Durante la entrevista, se recomienda llegar temprano al lugar donde se nos ha citado, hasta un máximo de diez minutos antes, de esta manera podremos demostrar nuestra seriedad y puntualidad.

Cuando nuestro entrevistador aparezca en escena, debemos saludarle de manera profesional y correcta, con un apretón de manos. Debemos estar tranquiilos, ser amables, y dejar que quien hace la entrevista lleve la iniciativa durante las preguntas.

A la hora de responder a las cuestiones que se nos planteen, no debemos dudar, debemos estar seguros de nuestras respuestas, manteniéndonos bien sentados en la silla, y mirando a los ojos a nuestro entrevistador.

Finalmente, pese a que es importante mantenernos positivos, no debemos caer en exceso de alagos hacia nuestras capacidades, pues la humildad, también es una parte importante de una entrevista de trabajo, sobretodo si para el puesto necesitamos trabajar en equipo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Articulos Relacionados