¿Cómo elijo un buen seguro de hogar?

A la hora de contratar un seguro de hogar, nos encontramos con diferentes opciones y servicios a nuestra disposición. ¿Qué debemos hacer para conseguir el mejor seguro?

Cada uno de nosotros se encuentra en una situación determinada, de modo que nos conviene mejor un tipo de seguro u otro. Las coberturas a tener en cuenta también juegan un papel importante a la hora de determinar el precio de nuestro seguro contractado.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Hoy nos centramos en el seguro del hogar y los diferentes puntos a tener en cuenta con el fin de conseguir los mejores servicios y que no contratemos ni más ni menos de lo que necesitamos. A continuación te reflejamos los puntos que hay que repasar bien antes de proceder a la contratación de cualquier seguro de hogar:

  • Nunca quedarse con la primera opción. Es hora de comparar y por mucho que nos guste la primera oferta que hemos recibido, debemos seguir comparando y mirar otras compañías. Hay que comparar absolutamente todo, no solo el precio (cobertura, limitaciones, servicios, etc.).
  • Leer bien la letra pequeña. En muchas ocasiones un precio más bajo está íntimamente relacionado con la letra pequeña del contrato. De este modo se hace necesario que leamos bien dicha letra y asegurarnos de este modo que no estamos contratando un seguro que no nos interesa.
  • Preguntar y resolver todas las dudas. Aunque prácticamente todo quede por escrito, no te olvides de preguntar cualquier duda a la persona que te ha atendido para determinar los puntos claves del contrato. Si es necesario repasar cláusula una por una, pídele que lo haga.
  • Verificar que la Responsabilidad Civil viene incluida. Es importante disponer de esta opción que no en todas las pólizas se incluye desde un primer momento.
  • Conocer bien los costes por dividir el pago en cuotas. Si tenemos intención de fraccionar el pago, debemos cerciorarnos de los intereses a los que nos exponemos y si realmente vale la pena.
  • Asegura de que se valoren los bienes lo más aproximadamente posible a la realidad, y que no haya un infraseguro, es decir, pagas más pero las indemnizaciones serán menores debido al cálculo erróneo de los bienes.
  • Si hay algún punto en la póliza en el que no estás de acuerdo, anúncialo para que se pueda realizar una modificación del correspondiente contrato y así ajustarse mejor a nuestras necesidades.

Teniendo en cuenta esta serie de puntos podremos contratar un seguro para nuestro hogar de forma que nos quedemos más tranquilos y contemos con las mejores prestaciones a nuestro favor.

Es importante por lo tanto, que todos los puntos expuestos en la póliza, incluyendo la letra pequeña, queden claros por nuestra parte en el momento en que estamos hablando con la persona que nos atiende de la compañía. Comparar diferentes compañías por lo que hace a precios, coberturas, etc. supone una de las mayores claves para acertar en nuestra decisión final.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Articulos Relacionados