La hidratación de la piel es la manera perfecta de mantenerla saludable, bella y prevenir el envejecimiento prematuro; Para su cuidado se pueden emplear algunos trucos para mantener la piel hidratada; utilizando ingredientes naturales con cualidades extraordinarias que te ayudarán a lucir mucho más radiante.

Consume de 7 a 8 vasos de agua al día;  toma infusiones de té verde, manzanilla o romero; Báñate con agua tibia; mantén una dieta saludable Y  balanceada complementada con vitaminas E y C; evita el consumo de alcohol; no utilices productos cosméticos que lo contengan  y no te expongas al sol de manera  prolongada.

La Miel y los Aceites naturales recomendados

La miel es un humectante natural  cargado de propiedades antioxidantes y antimicrobianas, su uso puede ser  diario aplicando por todo el cuerpo 10 minutos antes de ducharte. Los aceites de coco, jojoba, sésamo, oliva, almendras, germen de trigo y el aceite de rosas, son maravillosos hidratantes ricos en vitamina E, antioxidantes y ácidos grasos. Estos puedes aplicarlos  2 veces por semana, con suaves masajes  por todo el cuerpo, ó preparar  lociones con  media taza de miel, y  3 cucharadas de aceite  que prefieras; aplica  10 minutos antes de la ducha.

Aguacate,  Yogurt,  Avena, zanahoria, pepino  y  Aloe Vera

El aguacate contiene ácidos grasos, vitamina A y antioxidantes, que tienen efectos reparadores y restauradores en la piel; Mezcla una porción de aguacate con el jugo de ½ limón y aplica dejando actuar por 10 minutos. También puedes hacer un puré con la mitad de un aguacate y media taza de miel, aplícalo en todo el cuerpo incluyendo el rostro déjalo actuar 10 minutos antes de la ducha  2 veces por semana.

La acción hidratante y antioxidante del Yogurt la puedes obtener aplicándolo a diario en todo el cuerpo  10 minutos antes de la ducha; también puedes preparar una crema mezclando con miel y jugo de limón y aplicarlo antes de la ducha una vez  por semana. Un baño en la tina con Avena dará grandes beneficios a tu piel con sólo colocar 1 taza de avena  en hojuelas dentro de una media panty amarrándola e introduciéndola en la tina; otra opción es hacer una mezcla homogénea con miel y unas gotas de limón y esparcirla por el cuerpo incluyendo el rostro y luego de media hora darte una ducha con agua tibia, tu piel lo agradecerá.

Tipos de pieles y cuidados

Para pieles grasas,  la zanahoria, el pepino y el Aloe Vera, son los aliados perfectos. Mezcla el zumo de 1 zanahoria con media taza de miel; aplica en todo el cuerpo y rostro media hora  antes de ducharte. Si  eliges usar pepino, puedes rayar uno y mezclarlo con yogurt.  Forma una generosa crema que también puedes aprovechar media hora antes de la ducha. Disfruta los beneficios  hidratantes, emolientes y  antioxidantes del  Aloe Vera. Combina  el gel extraído de una hoja  con unas gotas del aceite natural que prefieras  y aplícalo en tu cuerpo y rostro 20 minutos antes de la ducha.  Las opciones de la zanahoria, el pepino y el Aloe vera, puedes alternarlas en tu rutina de cuidados diarios.  Notarás resultados que te encantarán.

Compártelo en redes sociales...

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here