Saltar al contenido

Uñas de gel – duración, precio, mantenimiento y más

17 marzo, 2014

¿Eres de las que desearía tener una manicura impecable en todo momento? Si es así pero tienes las uñas débiles, quebradizas o simplemente no puedes evitar el mordértelas, debes saber que puedes ponerle remedio fácilmente.

La popularidad de las uñas postizas ha ido incrementándose a lo largo de los últimos años, gracias a la mejora de los materiales utilizados y al aumento de la resistencia de las mismas. Lucir unas manos pulcras y cuidadas cada día es más sencillo, sobretodo si tenemos en cuenta el amplio abanico de posibilidades. ¿Uñas de gel, uñas acrílicas o uñas de porcelana? Las uñas de gel parecen ir ganándole terreno a las demás postizas por diversas razones: son más económicas, más fáciles de colocar y ofrecen un resultado más natural. Si te estás planteando la colocación de uñas de gel, hoy te aclaramos los ítems que debes tener en cuenta antes de optar por esta solución estética.

Uñas de gel: ¿cuánto duran?

Es una de las grandes preguntas que nos hacemos antes de decantarnos por ellas. Las de porcelana suelen durar de forma total unos 6 meses y las de gel un poco menos, aunque no es una ciencia exacta y la durabilidad puede variar según la persona. Las uñas de gel están diseñadas para conservarse siempre intactas, pero todo depende de la rapidez con la que va creciendo la uña, ya que es cuando comienza a notarse la diferencia entre la uña natural y la de gel.

Mantenimiento de las uñas de gel

Una vez colocadas, las uñas de gel deben revisarse cada 3 semanas, aproximadamente. Pasados unos cuantos días es recomendable acudir al centro estético para ir rellenando el hueco que hay entre la uña natural y la postiza y que se ha formado a raíz del crecimiento de la propia uña. El procedimiento puede realizarse en casa si se tienen las herramientas y los conocimientos necesarios, pero siempre es aconsejable una opinión y un trato más profesional. En cuanto a cuánto tardan en colocarse, el tratamiento inicial suele durar entre una hora y una hora y media, mientras que las revisiones son más rápidas.

¿Cuánto cuestan las uñas de gel?

El precio es algo que puede variar bastante según el lugar en el que decidas someterte a este tratamiento estético. Lo más indicado es que acudas a un centro especializado y que te pongas en manos de profesionales, ya que el resultado será mejor y más seguro. Para hacerte una idea, un set nuevo de uñas de gel puede oscilar entre los 60 y los 80 euros, mientras que las revisiones cuestan unos 30 euros. Comparando precios con el resto de uñas postizas, las de gel son la opción más económica y accesible.

Principales inconvenientes de las uñas de gel

Una de las desventajas de las uñas de gel es que se colocan a partir de un molde prefabricado y no en base a un molde de tu propia uña (como ocurre con las de porcelana), por lo que puede darse el caso que no se adapten completamente a la anatomía y al crecimiento natural de tu uña. Son algo menos duraderas y para eliminarlas hay que limarlas, por lo que algunas capas de la uña pueden acabar algo dañadas.

 

Diferencias entre las uñas de gel y las uñas de porcelana

La principal diferencia es que las de gel son más económicas, más fáciles de trabajar y menos exigentes a la hora de mantenerlas. Es cierto que las de porcelana se adaptan mejor a la uña y en algunos casos son más resistentes, pero las de gel son una alternativa muy natural que cada día más personas tienen en cuenta, pues también son muy flexibles. En cuanto a acabado, las de porcelana son más tirando a color carne, mientras que las de gel son más rosaditas.

¿Cómo se quitan las uñas de gel?

Si te has sometido al tratamiento pero con el paso de los días notas que no estás convencida, es importante que acudas de nuevo al centro estético. No intentes quitarte las uñas de gel por ti misma, pues te resultará mucho más difícil si no usas los materiales necesarios e incluso puedes hacerte bastante daño. Para quitarse las uñas de gel hay que limarlas, pero siempre utilizando las herramientas adecuadas, así que lo mejor es colocarse en manos de expertos.

Algunas consideraciones que debes tener en cuenta si tienes uñas de gel es que éstas aguantan y son resistentes, pero hasta un cierto punto, no hay que hacer burradas y hay que llevar un mantenimiento adecuado. Si se inflaman los dedos o las cutículas al cabo de las horas o de los días de haberlas colocado, es importante acudir de inmediato al centro estético para que le pongan remedio, podría tratarse de alguna alergia.

Compártelo en redes sociales...