Usos del lápiz blanco

Usos del lápiz blanco

Sí, que no cunda el pánico… A partir de ahora, tu lápiz blanco de ojos ha dejado de tener una función meramente decorativa en tu neceser. Y es que, efectivamente, tiene muchas más funciones de las que nos pensamos, además de delinear tus ojos:

Lápiz de ojos blanco de Lâncome

Para ensanchar la mirada y crear un efecto de un ojo más grande, solo tenemos que deslizar el lápiz por el interior de nuestro párpado inferior. El color blanco se fundirá con el blanco de nuestros ojos y creará así una imagen distinta. En este caso, el tono blanco puede verse en algunas personas muy exagerado, por ello también existen lápices de tonos piel que crean el mismo efecto de una manera más disimulada.

El lápiz blanco nos puede salvar en momentos en que no tengamos un corrector de ojeras, puesto que aplicado en esta zona ayuda a disimular la zona oscura cuando se funde con la base de maquillaje; de la misma manera lo podemos aplicar sobre las líneas de expresión de la sonrisa. Aplícalo sobre éstas directamente y difumínalo con el fondo de maquillaje. También, en casos en que el lápiz es cremoso, se puede utilizar como iluminador, puedes puntear alrededor de los ojos y difuminarlo con los dedos para crear una mirada ultra-iluminada o aplicarlo sobre los pómulos para resaltarlos y crear un efecto de hueso más marcado.

Para potenciar el color de tu sombra de ojos, puedes aplicar en pequeños toques el lápiz blanco, sombreando todo el párpado y posteriormente aplicando la sombra encima; además de usarlo como base de sombra de ojos, puede substituir la sombra del tono piel y crear un efecto más opaco.

Éste lápiz puedes encontrarlo en cualquier marca de maquillaje, incluso el lápiz de tono piel, y recomendamos ir con cuidado en su aplicación ya que es un producto que tiene un efecto muy visible.

Por Isis Rodríguez López.

Compártelo en redes sociales...

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.