Qué libros leer en Verano

Maldito Karma y El club de los Viernes han sido mis acompañantes este verano, en los días tranquilos de playa y piscina, o de horas de siesta tirada en el sofá con helados y refrescos. Los dos los tenía en mente hace tiempo pero siempre se les colaban otros ejemplares en mi lista de lectura, esta vez los he metido en la maleta y no me han decepcionado.

Maldito Karma, de David Safier

Una novela ligera y divertida que habla de la reencarnación pero que no va sobre ella. El tema de la reencarnación aquí se muestra para hilar el argumento y ponernos en situación, con una gran dosis de humor, sobre la vida de la protagonista. Se plantea para detectar esos errores que todos, de una forma u otra, cometemos a veces. No es un tratado lógico sobre la teoría de la reencarnación ni mucho menos.

Sobre todo esto (errores y aciertos, en qué empleamos nuestro día a día, etc,…) se ha escrito mucho, pero David Safier lo presenta de una forma tan original que te engancha en cada capítulo. Este libro hace pensar pero sobretodo, hace reír y darse cuenta de que nuestro momento perfecto lo tenemos más al alcance de lo que pensamos.

“La presentadora de televisión Kim Lange está en el mejor momento de su carrera cuando sufre un accidente y muere aplastada por el lavabo de una estación espacial rusa. En el mas allá, Kim se entera de que ha acumulado mal karma a lo largo de su vida: ha engañado a su marido, ha descuidado a su hija y ha amargado a cuantos la rodean. Pronto descubre cual es su castigo: está en un agujero, tiene dos antenas y seis patas es una hormiga!

Kim no tiene ganas de ir arrastrando migas de pastel tras haber eludido los hidratos de carbono toda su vida. Además, no puede permitir que su marido se consuele con otra. Solo le queda una salida: acumular buen karma para ascender por la escala de la reencarnación y volver a ser humana. Pero el camino para dejar de ser un insecto y convertirse en un bípedo es duro y está plagado de contratiempos.”

El club de los Viernes, de Kate Jacobs

Aunque el punto se presenta solamente como el elemento común para desarrollar la trama y presentarnos las diferentes formas de vida de ocho mujeres de Nueva York a mí, según avanzaba, cada vez me apetecía más desempolvar las agujas de punto de mi madre y pedirle que me enseñase a hacer algo. De alguna forma, me hizo conectar con una parte que tenía olvidada, querer alejarme del ordenador y el trabajo mental para crear algo con mis propias manos. No se si empezaré con el punto, la pintura o la cocina pero en algo me entretendré.

“Cada viernes se reúne en el local de Georgia Walker, en Manhattan, un grupo de ocho mujeres que, a través de su pasión común por el punto, han desarrollado una fuerte amistad. La laboriosa actividad da pie a que cada mujer dé rienda suelta a sus anhelos, sus pasiones y sus angustias. Pero las cosas no siempre han sido fáciles para Georgia. Doce años atrás, cuando estaba embarazada, su novio James la abandonó para irse a vivir a Francia. Ahora James ha vuelto para conquistar de nuevo a Georgia y ejercer de padre de su hija.”

¿Cuales han sido vuestros afortunados compañeros de verano?

Leave a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.